El noble anacardo orgánico es rico en magnesio, fósforo y ácido linólico.
Pertenece a la clase de nueces baja en calorías y grasa.

Nuestros anacardos orgánicos tienen un delicado sabor a mantequilla.
Son similarmente dulces como las almendras, pero más cremosas y suaves.

El sésamo negro tiene un suave sabor a nuez y por lo tanto ideal para nuestra peculiar golosina.
Las manchitas del sésamo abajo de su superficie brillante le da un aspecto distintivo e inconfundible a nuestra almendra tostada con azúcar de caña orgánica.

El sésamo negro es conocido de la cocina japonesa y la medicina. En la dietética china, la milenaria enseñanza de nutrición de los chinos, el sésamo negro es considerado un poderoso agente para la "energía de la raíz" de los riñones y el hígado. Se rumorea que es el único alimento que reconstruye la esencia del riñón.